Peruana sustenta su tesis en lengua shipibo, ¡por primera vez en la historia del país!

Jovita Vásquez Balarezo es especialista en Educación Básica Bilingüe Intercultural

Comparte en:
Radio Panamericana - Peruana sustenta su tesis en lengua shipibo

En el distrito de Tahuaria, en la provincia de Atalaya, Ucayali, nació Jovita Vásquez, una joven perteneciente a la etnia Shipibo Conibo. La zona en donde nació está situada a 780 metros sobre el nivel del mar y contiene cerca de 150 pequeñas comunidades que tienen a la pesca, caza y agricultura como las actividades diarias.

Jovita reconoció en una entrevista para el diario El Comercio que nació y creció en donde la mayor dificultad que encontraba era que se buscaba imponer el idioma castellano en su escuela. Reconoce que aquella lengua la hacía sentirse excluida porque no era parte de lo que hablaba día a día.

PUEDES VER: Miembros de mesa sorteados por la ONPE no son definitivos

“Felizmente, en la actualidad, eso está cambiando”, asegura Jovita, quien es actualmente licenciada en Educación Básica Bilingüe Intercultural. “Estamos recuperando nuestra cultura y tradiciones. Ahora muchos de nuestros niños de los pueblos originarios reciben educación en su lengua natal”, añade.

Nopoki es un programa donde cientos de jóvenes provenientes de diferentes etnias amazónicas acuden para formarse y convertirse en la nueva generación de jóvenes profesionales bilingües que busca el desarrollo de sus comunidades y de la región. Justamente allí, la peruana encontró el lugar para poder desarrollar su intelecto y preparar su tesis llamada “Formación profesional y desarrollo de la mujer indígena en la UCSS, sede Atalaya”, para obtener la maestría en Doctrina Social de la Iglesia, sustentada en lengua shipibo, algo inédito en el país.

“Los estudiantes de los pueblos originarios van a recibir una mejor educación si los profesionales que imparten clases tienen una preparación adecuada. Es importante conocer la metodología para ir insertando en los más pequeños, poco a poco, una segunda lengua”, afirma.

Con el trabajo realizado, pudo concluir que la mujer tiene la capacidad de lograr un crecimiento profesional y elevar sus perspectivas laborales, siempre y cuando exista una colaboración conjunta entre instituciones públicas y privadas.

Jovita no piensa en dejar sus estudios. A largo plazo quiere apuntar a sacar su doctorado para seguir ayudando a su pueblo. “Soy una convencida de que una buena educación es la mejor alternativa para tener mejores oportunidades. Yo de chica viví una serie de carencias, pero ahora puedo contribuir a cambiarle la vida a los más jóvenes”, asegura.

Disfruta con la mejor música en nuestra RADIO EN VIVO

Síguenos en Facebook:
Noticias relacionadas
Más noticias de

Deja tu comentario

Las más leídas