La historia detrás del exitoso 'Pedro Navaja'

Martes, 3 de Mayo 2016 | 6:07 PM
Comparte en:
La historia detrás del exitoso 'Pedro Navaja'
Foto: Internet

Por: Julio Contreras

Una de las canciones más representativas de la salsa estuvo a punto de no ser grabada. Se trata de un tema que forma parte de la segunda producción que la realizaron Rubén Blades y Willie Colón en 1978.

Cuando Blades presentó este proyecto a los representantes de la disquera, ellos aprobaron la propuesta pero no estuvieron de acuerdo con el contenido de una de las canciones, y más aún con el tiempo de duración que tenía esta, considerando que no daría el resultado que esperan y perjudicaría la producción; Rubén por su parte mostraba fe en aquel tema que tenía en mente desde hace mucho tiempo atrás, de cuando apenas tenía 11 años y escuchó a Bobby Darin con una canción que relataba la historia de un malandro de barrio.

Rubén Blades quiso realizar su propia versión con crónicas urbanas que describirían la vida en los barrios de Nueva York, Latinoamérica y el Caribe.

El insistía que el público buscaba una narrativa distinta, marcada por mensajes y vivencias. La disquera accedió, pero con la responsabilidad de Blades. Al término de la grabación se reunieron los más renombrados programadores de radio, quienes vaticinaron lo peor para este nuevo álbum sentenciándolo como la muerte musical y comercial. Pero como pregona la canción "La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida", a pocas semanas de salir al mercado este disco se convertiría en el más portentoso material musical, siendo más adelante el más vendido en la historia de la salsa.

Hoy, es considerado toda una joya en su categoría y ha quedado clasificado como único en su clase. Del álbum Siembra, el renombrado y sobresaliente "Pedro Navaja".

PARTICIPA Y GANA CON EL DATO SALSERO DE RADIO PANAMERICANA AQUÍ

Disfruta con la mejor música en nuestra RADIO EN VIVO

Síguenos en Facebook:
Noticias relacionadas
Más noticias de Actualidad

Deja tu comentario

TRANSMISIÓN EN VIVO
Las más leídas